La Flama Flameada o...

...¿Esto es lo que enseña la Facultad de Leyes a sus estudiantes? ¿A robar?

Luego de que escribí mi anterior columna La fama y la Flama, con esa fama de participar en los temas de anticorrupción y abriendo la oportunidad para que quienes confían en mí, me sigue llegando información de distintas partes y áreas de nuestra máxima casa de estudios y la comunidad en general.

El lunes 12, Día del Abogado, no faltó quien asociara conceptos y ligara la noticia de gasto de más de $700 millones en empresas falsas y la evidencia en video en el domicilio de quienes aparecen registrados como accionistas de las empresas de dudosa existencia legal y aparentemente incluidas en listas del SAT por ser de características irregulares.

¿ESO APRENDEN LOS ABOGADOS QUE ESTUDIAN EN LA UANL?

Algunos preguntan si en nuestra máxima casa en la carrera de derecho se nos enseña cómo hacerse de bienes ajenos, en franca burla a las noticias predominantes desde este lunes dadas a conocer por DETONA y otro medio, lo cual resulta una burla adicional. 

Por eso digo que la flama flameada está siendo motivo de pena y vergüenza y que el lugar donde se deben aprender ciencias y valores éticos para el desarrollo de la actividad profesional, estén ahora señalados como donde autoridades administrativas y ejecutivas dejan que ocurran cosas que se necesitaría estar muy bruto para no percatarse de su ocurrencia.

Y en tal caso no tendrían nada qué hacer al frente de una institución de este tamaño.

Tienen sus virtudes y capacidades y una destreza para llegar hasta lo más alto de nuestra Alma Mater y no solo me refiero al octavo piso, sino al nivel e importancia que tiene la institución respecto del ranking nacional de universidades siendo la número 3 en nivel, tamaño, importancia, número de alumnos y maestros.

Esta crisis de credibilidad sobre el manejo de los recursos requiere algo que hemos venido exigiendo para todos los que están al frente de instituciones públicas:

Deben ser claros y transparentes, y hacer las cosas bien con honestidad y con un adecuado manejo de los dineros públicos.

Las conjeturas que cualquier persona puede hacer de la historia planteada por DETONA y el otro medio, nos permiten pensar que no solo se trata de simples errores de funcionarios menores como de alguna forma parece que lo quieren hacer ver mediante un comunicado que admite situaciones irregulares aunque no lo firma nadie.

Antes no le echaron la culpa a los jardineros e intendentes, como hace tiempo algún corrupto culpó a la chica del servicio doméstico.

Por esta fama llegan también muchas reflexiones y cuestionamientos naturales.

Con el dinero que se están robando, ¿cuántos alumnos más pudiera albergar becados la UANL?

¿Cuántos pacientes pudieran haber mejorado su salud en el Hospital Universitario que siempre está careciendo de recursos?

¿Cuántas muertes se hubieran evitado si ese recurso se aplicara a salvar vidas?

Me duele saber la existencia de estas faltas ¿o serán delitos tan graves que pudieran permitir que ese dinero fuera para  uso y mejora de la comunidad universitaria que debe ser pilar de la formación de los ciudadanos, hoy maltrecha y con el prestigio por los suelos por la mala aplicación de recursos por unos cuantos?

A como está DETONANDO la información, esto apenas inicia y seguro estarán implicados, funcionarios de todos los niveles.

Espero que se realicen las investigaciones a estos temas tan delicados, y que las unidades de control interno no solo les den un coscorrón por las unidades de control interno.

Pido que se sancione severamente a quienes resulten responsables y desde luego, que proceda la reparación del daño.

La pregunta ahora es, ¿dónde quedaron los cientos de millones que desaparecieron?

Mientras tanto, qué flameada nos están dando a los que somos orgullosamente egresados de la querida Universidad Autónoma de Nuevo León.

Qué vergüenza.

 

ARTÍCULOS RECOMENDADOS:

https://www.detona.com/articulo/la-fama-y-la-flama-de-la-corrupcion

https://www.detona.com/articulo/samuel-no-dejes-que-te-impongan-al-rector-de-la-uanl

Luis Gerardo Treviño García

Abogado egresado de la FD y C  de la U.A.N.L. Ha sido Presidente de Vertebra, N.L., actualmente Presidente de Fortaleza Ciudadana, miembro del Primer Comité de Selección del Sistema Estatal Anticorrupción, ex Segundo Concejal Sindico del Concejo Municipal 2018. Miembro de diversos Consejos. Instituto de la Defensoría Publica, Folapac, Junta de Movilidad del Municipio de Escobedo, Consejo de Movilidad Segura del Municipio de Escobedo.

...