Políticamente incorrecta

Polibasura mexicana

María Fernanda García Sada DETONA: ¿Por qué no hay una ley que exija que, quienes se postulan para un cargo como el de gobernantes o legisladores, deban de haber estudiado Ciencias Políticas, Administración Pública o Derecho?
Políticamente incorrecta

Embate Perjudicial

María Fernanda García Sada DETONA: El debate no obtuvo ganador y lo peor de todo es que México es el gran perdedor. 

La expresión ¿libre o encadenada?

María Fernanda García Sada DETONA: Las personas deberíamos de tener la libertad de elección, de ser autónomos. Pero de libres no tenemos nada.
Políticamente incorrecta

Arte: protesta, arma o ¿las dos?

María Fernanda García Sada DETONA: La propaganda artística alerta y concientiza, ya sea como instrumento de defensa o ataque directo. La propaganda gubernamental, ofusca, miente y hiere con el propósito de dominar.
Políticamente incorrecta

La mano que mece la cuna: una guerra que no vemos

María Fernanda García Sada DETONA: Agradezcan la desgracia humana colectiva a una guerra que luchamos o, por el contrario, asimilamos día a día llamada “propaganda”.
Políticamente incorrecta

-Bien, gracias. “(Honestamente, ¡no!)”.

María Fernanda García Sada DETONA: Los gobiernos siempre han sido tiránicos, sin embargo, ya no nos tienen respeto, mucho menos miedo.
Políticamente incorrecta

Chicotazo donde más duele: ego vs. moral

María Fernanda García Sada DETONA aquí: Ojalá que se nos vuelva costumbre e identidad ser éticos y moralmente buenos, no por obligación, sino por devoción.
Políticamente incorrecta

Verdad o reto: ¿un juego de niños?

María Fernanda García Sada DETONA aquí: La mentira trae consecuencias desastrosas, mortíferas, con frecuencia, irreversibles... La verdad empodera.
Políticamente incorrecta

La última y nos vamos… ¡a la fregada! Guía para sabios que sacan de quicio

María Fernanda García Sada DETONA aquí: ¿A cuál clase queremos pertenecer, a los iluminados o a los obtusos?
Políticamente incorrecta

¿Inteligencia o estupidez colectiva?

María Fernanda García Sada DETONA aquí: La moneda llamada “colectividad” tiene dos caras antagónicas.