Econokafka

Por un México sin miedo

Sergio Negrete DETONA desde Barcelona, al mismo tiempo que en El Financiero: Aquellos preocupados por la democracia y la libertad estarán, sin miedo, este domingo en el Zócalo, y por ello también estará Xóchitl Gálvez.
Econokafka

Dorian López Gray, el vengativo

Sergio Negrete DETONA desde Barcelona: El Licenciado no puede ocultarse del espejo que son los medios de comunicación y las redes sociales, esas que como candidato antes tanto bendecía y ahora tanto detesta.
Econokafka

¿México merece a Claudia Sheinbaum?

Sergio Negrete DETONA: López Obrador gobernaría por medio de Claudia Sheinbaum. Si gana, los mexicanos tendrán el gobierno que se merecen.
Econokafka

El porrismo destructor de México

Sergio Negrete DETONA: López Obrador quiere legar a quien le suceda un país sin equilibrio de poderes y sujeto al autoritarismo sin contrapesos. Ahí está la apuesta final del porrismo destructor.
Econokafka

El Plan H de Claudia Sheinbaum

Sergio Negrete DETONA: Claudia Sheinbaum comparte la visión de AMLO de un México atrasado y feliz, pobre y digno, con millones de personas buenas dependiendo, de la niñez a la vejez, del gobierno.

No son iguales, fueron peores

Sergio Negrete DETONA: Ahí donde hay presupuesto y discrecionalidad para usarlo, ahí estará un pariente, amigo o colaborador cercano, o lejano, del Licenciado.
Econokafka

Andrés, el perverso

Sergio Negrete DETONA: Donde muchos otros se habrían detenido por un mínimo de decencia, por un residuo de empatía, un dejo de pudor, AMLO ni siquiera pestañea y sigue inconmovible.
Econokafka

El flanco débil del "superpeso"

Sergio Negrete DETONA: ¿Qué explica al "superpeso"? Tres elementos, ninguno de los cuales tiene que ver con el gobierno federal: el nivel de las tasas, las remesas y el precio del petróleo.

Andy, Bobby y Daddy

Sergio Negrete DETONA: Ahí están, buitres sobre los cuerpos putrefactos del obradorismo, extrayendo dinero a raudales gracias a los contratos que nadie puede negarles.
Econokafka

Sheinbaum: la buena y la mala

Sergio Negrete DETONA: La buena es que Claudia Sheinbaum puede pensar por sí misma. La mala es que sus ideas son sueños guajiros anclados en un pasado nacionalista, estatista y dirigista que hace décadas fracasó.